Adolfo García Ortega

"Mordzinski. Quiero mucho a Daniel Mordzinski. Tengo varias fotos de mí hechas por Daniel, y en todas reconozco habitar; lo descubrí en el momento de verlas, no antes, como si él hubiera tenido el don de saber de mi persona más que yo mismo. Es el mejor fotógrafo de escritores que ha habido y hay, se ha labrado a pulso su espacio mediante miles y miles de fotos a escritores (y no solo a escritores, claro) desde hace más de treinta años, allí donde estén, siendo como sean; es más, ha logrado dar entidad icónica a la imagen del escritor como ser extraño, anómalo, tierno o severo, duro o feliz, pero anómalo; ha sabido colocarlos en contextos que, perteneciendo a la mirada de Mordzinski…

...Algunas de esas fotos son las más famosas de Borges, Vargas Llosa o Cortázar. Pero desde la sublime modestia del gran fotógrafo que, sin embargo, encierra un volcán de energía dentro de sí, Mordzinski me escribe en un e-mail: "Se cargaron mi memoria pero también la de los escritores y artistas que había retratado. Tal vez es la metáfora de nuestra época, de la situación del periodismo gráfico y de lo poco que importa el trabajo humano y la memoria".Triste saberlo, aunque el hecho quizá nos ponga a los escritores en nuestro lugar: qué importaba nuestra imagen y quiénes seremos o dejemos de ser, solo importan los libros y las palabras. Solo importa el trabajo de Daniel Mordzinski, su esfuerzo, su talento y su enorme cariño. He dejado de comprar 'Le Monde'."

Adolfo García Ortega.